La visión y la misión de 
 
- LOS MINISTERIOS ILIMITADOS DE LA GLORIA -  
                              EL PROPOSITO
1) El Culto y Adora el Dios más Alto - Padre, el Hijo & el Espíritu Santo   

2) Ministro a todas las necesidades del Cuerpo de Cristo en el espíritu, el alma y el cuerpo.   

3) Ministro el Amor de Dios a un mundo enfermo y herido.   

                                     EL OBJETIVO   

A prepara a gente de Dios para trabajo del servicio para que ellos puedan ocupan y ejercitan la soberanía sobre la tierra entera como ellos esperan en la esperanza ansiosa para los Hijos de Dios a sea revelado en la gloria.   

                                      LOS METODOS   

Un) Por el elogio, el culto, la oración y el estudio extenso corporativo e individual de la Palabra de Dios, los niños de Dios serán alentados a crece en Hijos maduros del Dios más Alto y con lo cual sea preparado a vence a todos enemigos   

B) Por el revolviendo de los obsequios del Espíritu que ha sido impartido a la Iglesia, esta confraternidad local hace, por el dirigir del Espíritu, busca a construye el Cuerpo de Cristo y restaura todo que ha sido herido.   

C) Por un énfasis mayor sobre el ministerio de la juventud que esta confraternidad buscará a padres de ayuda levanta y el tren arriba una generación fiel de creyentes que creen que por el poder de Dios ellos pueden vencer los gigantes y tomar la posesión de la tierra. (Este ministerio incluirá de noche y otras excursiones extendidas diseñadas al énfasis la importancia de la vida, de trabajar, y de fellowshipping JUNTO como un solo cuerpo de creyentes.)   

D) Por ministering a las necesidades físicas y espirituales de los que están enfermo y lastimar, esta confraternidad esparcirá el amor de Jesucristo ambos localmente y por la manera de equipos de misión.   

E) Por el liderazgo ungido de Apóstoles, de los Profetas, de los Evangelistas, de los Pastores, de los Maestros, de los Ancianos, y de los Diáconos, esta confraternidad entrenará arriba otros líderes con lo cual creciente nuestra capacidad a sirve el Cuerpo de Cristo.   
               

 VUELVA A LA PAGINA DEL HOGAR DE UGM